Un nuevo ciberataque afecta a cientos de ordenadores de todo el mundo

Las compañías de ciberseguridad han detectado una nueva campaña de ‘ransomware’ que ha afectado a empresas, instituciones y bancos de todo el mundo mediante un mecanismo de propagación similar al de WannaCry.

El ‘malware’ utilizado, como explican desde Innotec, la empresa de ciberseguridad del grupo de consultoría, tecnología y ‘outsourcing’ Entelgy, es una variante de Petya que cifra el sistema operativo o disco duro y, una vez ha infectado una máquina, puede propagarse por el resto de sistemas conectados a esa misma red.

Para el descifrado de los archivos, el ‘ransomware’ solicita un rescate en Bitcoin de 300 dólares.

Los países más afectados son Rusia y Ucrania, pero el ciberataque masivo ha alcanzado ya a países como Reino Unido, España, Dinamarca, Holanda y Francia.

El primer ministro ucraniano, Volodimir Groisman, ha dicho que se trata de un ataque “sin precedentes”, si bien ha destacado en un mensaje de Facebook que “los sistemas importantes no se han visto afectados”, según la agencia de noticias Reuters, que ha confirmado acciones contra varias entidades financieras, entre ellas el Banco Central, y el aeropuerto internacional de Borispil.

El viceprimer ministro ucraniano, Pavlo Rozenko, ha confirmado también la caída de la red del Gobierno y ha difundido en Twitter la imagen de una pantalla de ordenador en la que muestra un mensaje de error.

Por su parte, la petrolera rusa Rosneft ha informado de que ha sido objeto de “un poderoso ataque informático”, aunque ha subrayado que un reciente cambio en sus sistemas ha evitado la interrupción de la producción.

Por otra parte, los medios holandeses han informado de que el ciberataque ha afectado a 17 terminales de carga controladas por la empresa APM -filial de Maersk- en distintos puertos del mundo, entre ellos dos de Rotterdam. Un portavoz de la empresa en Copenhague también ha confirmado que sus sistemas se han visto afectados.

Asimismo, la multinacional británica WPP ha informado de que varias de sus empresas se han visto afectadas por “un presunto ataque informático”, señalando que la compañía ha adoptado las medidas apropiadas, mientras que en Francia la empresa Saint Gobain se ha incluido entre las víctimas, por lo que la Fiscalía del país galo ha abierto una investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *