iPhone 8: todos los rumores del iPhone de décimo aniversario

Por eso, aún antes de que llegue al mercado, las expectativas sobre el iPhone 8 — como se le conoce hasta ahora — son inmensas. Mucho tuvo que ver que el iPhone 7 y iPhone 7 Plus cambiaron muy poco con respecto al modelo de 2014. El iPhone 6 fue una propuesta de diseño muy diferente en comparación al iPhone 5 y 5S y aunque el ciclo de diseño de Apple apuntaba a un iPhone 7 novedoso y propositivo, eso no fue lo que la empresa trajo al mercado.

A pesar de ser un dispositivo poderoso — con mejor procesador, cámara y más almacenamiento que su antecesor — el iPhone 7 definitivamente decepcionó con su falta de innovación.

Sin embargo, hacer eso en 2017 es mucho más difícil, porque en los últimos años hemos visto teléfonos insignia con diseños muy innovadores, como el Samsung Galaxy S7 Edge, con cámaras extraordinarias, como la del Google Pixel e, incluso, con propuestas modulares como el LG G5 y los nuevo Moto de Lenovo con sus accesorios Moto Mods. Innovar en esta industria es más difícil que nunca, pero no imposible.

Apple tiene fama de romper con lo convencional y transformar categorías enteras. También ha impulsado categorías anquilosadas como las de las computadoras, como lo hizo con el iMac de burbuja de colores en 1998.

Pero la Apple de Tim Cook no se ha caracterizado por estar a la vanguardia, por lo que es difícil adivinar qué tanto innovará la empresa con el iPhone de 2017. Lo cierto es que, al ser su producto más importante — uno que vio sus primeros trimestres de declives de ventas en fechas recientes — la gigante de Cupertino tiene que lanzar un producto sólido que le permita mantener el liderazgo en la industria. Es decir, realmente no tiene de otra.

El iPhone 8 tendría lector de huellas en toda la pantalla

En abril se dijo que el iPhone de décimo aniversario viene tarde y que no llegará en septiembre, su ciclo tradicional. Esos rumores han tomado vuelo, con un par de reportes diciendo que se podría retrasar hasta dos meses, hasta el mes de noviembre. En mayo se dijo que el iPhone llegaría a mediados de septiembre, que es el ciclo normal. Otros rumores han situado la salida en venta en octubre, con una presentación en septiembre.

El reconocido analista Ming-Chi Kuo, de KGI Securities, dice que el iPhone “traerá de vuelta la época dorada” de la empresa, gracias a todas las cualidades que se le están endilgando. Eso, dice, generará ventas de 150 millones de unidades. ¿El costo? Según múltiples rumores, el nuevo teléfono insignia de Apple costaría hasta US$1,000. Goldman Sachs reafirmó lo anterior en mayo, cuando dijo que el iPhone de 2017 podría costar unos US$999.

Especificaciones y detalles

Si uno lee todos los rumores que han salido del iPhone 8 de 2017 pensaría que Apple tiene entre manos el primer teléfono Frankenstein. La rumorología ha apuntado a todo; desde un cuerpo de vidrio hasta una pantalla curva y total flexibilidad.

Uno de los rumores más recurrentes habla de una pantalla OLED curva — o flexible — que acerque al iPhone 8 más al diseño vanguardista que Samsung ha impulsado con sus modelos Galaxy Edge (al igual que el Samsung Galaxy S8 y el Galaxy S8 Plus). Esto tiene sentido como próximo paso en la evolución del diseño del teléfono, que pasó de costados y ángulos rectos a un diseño más redondo y ergonómico. Sin embargo, no se espera que la curva del iPhone 8 sea tan pronunciada como la del Galaxy S7 Edge, pero podría ser de hasta 5.8 pulgadas.

Las pantallas curvas han sido bien recibidas, y al arropar el teléfono también ayudan a eliminar el bisel que desperdicia tanto espacio y que expande el tamaño del dispositivo innecesariamente. Por ello, un iPhone 8 curvo tiene sentido.

Se ha dicho que la proveedora de dicha pantalla OLED sería la propia Samsung.

En mayo se dijo que sensor de huellas estaría sobre la pantalla, lo cual suena probable.

En cuanto al material, se ha hablado de un diseño de vidrio inspirado en el iPhone 4, pero es mucho más viable que Apple conserve el diseño de metal o, incluso, que apueste por un material de alta gama como la cerámica, algo que ya probó con el Apple Watch Series 2. Sin embargo, un material como éste incrementaría el precio del iPhone considerablemente. También se ha hablado de la posibilidad de que un modelo sea de vidrio, y el otro de aluminio. Un rumor reciente habla de un marco de acero inoxidable alrededor del teléfono, similar al del Apple Watch. Incluso, un reporte de abril dice que los próximos iPhone estarán hechos de materiales reciclados, aunque no queda claro si eso incluye al teléfono de 2017.

En cuanto al precio, en febrero surgió un rumor que habla de un iPhone de altísima gama que costaría US$1,000 — algo no tan descabellado considerando que el iPhone 7 Plus de 256GB ya ronda ese precio. En abril surgió otro reporte que hizo eco de esa información.

Del procesador, si llevas la cuenta sabrás que el iPhone 7 y 7 Plus tiene un procesador A10, así que se espera que el iPhone de 2017 tenga el A11, algo mencionado en este reporte. En mayo se dijo que el chip A11 había entrado en producción para llegar a tiempo al iPhone 8.

Otra forma de ahorrar espacio en la parte de enfrente del teléfono es eliminando el botón de inicio. Aunque éste ha sido una presencia constante desde el primer iPhone de 2007, desaparecer este elemento ayudaría a la empresa a utilizar mejor el espacio. Además, es una función que hoy en día se puede trasladar sin problema a la pantalla, integrando incluso la tecnología Touch ID para desbloquear el teléfono con la huella dactilar.

Incluso se ha dicho que el iPhone 8 tendrá funciones de realidad aumentada, rumor que ha tomado fuerza en febrero y marzo.

Algo más revolucionario e interesante son los rumores que hablan de una cámara equipada con sensores 3D o para la realidad aumentada. También se ha dicho que el iPhone de décimo aniversario tendrá, finalmente, carga inalámbrica, lo cual lo alinearía con otros teléfonos de gama alta — como los Samsung Galaxy — que la ofrecen desde hace tiempo. El rumor de la carga inalámbrica tomó fuerza a finales de 2016 y principios de 2017, e incluso se ha dicho que podría ser de larga distancia e incluso un reporte de KGI Securities de febrero habla de tres iPhones de 2017, los tres con carga inalámbrica.

Se ha dicho también, en repetidas ocasiones, que el iPhone 8 tendrá una conexión USB tipo C, algo que confirmó el propio WSJ en una nota que habla de la carga USB tipo C y de la pantalla curva y que se volvió a mencionar en marzo. Ya se está hablando también de que Apple fabricará igualmente el chip de gráficos del iPhone 8, tras supuestamente notificarle eso a su proveedor actual.

También interesante y algo que ha ido tomando fuerza en febrero y marzo es una posible función para desbloquear el teléfono con reconocimiento facial, de lo que se ha hablado en repetidas ocasiones.

Algo también un tanto revolucionario sería que el iPhone 8 tuviera las bocinas y el micrófono ocultos debajo de la pantalla para ahorrar espacio, como se ha rumorado.

Y en cuanto al tamaño, un rumor interesante habla de tres tamaños para el iPhone 8: 4.7 pulgadas, 5 pulgadas y 5.5 pulgadas. Incluso, se ha dicho que dos de esos teléfonos se llamarán iPhone 7S y 7S Plus, mientras que el tercero podría tener un nombre especial. Ese mismo rumor también habla de un nuevo color: rojo. Sin embargo, es factible que ese rumor se refiriera más bien al iPhone 7 de edición especial de color rojo que llegó en marzo de 2017.

Por supuesto, falta mucho tiempo para conocer el iPhone de décimo aniversario de 2017. Incluso, creemos poco probable que se llame iPhone 8 (¿iPhone X, quizá?), aunque en marzo se comenzó ha hablar de un “iPhone Edition”. Pero ya se está hablando mucho de este dispositivo, y en Gadgemaniacos te traeremos los rumores e información del nuevo teléfono insignia de Apple para ir dándole forma de aquí a septiembre de 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *